Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


Diagnóstico del Tipo de Piel volver

Imprimir Enviar a un amigo

Existen 4 factores de equilibrio que son determinantes:

1. Lípidos

  • Nutrición
  • Suavidad

3. Agua

  • Flexibilidad
  • Comodidad

2. Sensibilidad

  • Resistencia
  • Tolerancia

4. Edad biológica

  • Elasticidad
  • Firmeza

¿Cuáles son los signos que determinan el tipo de piel?


Piel Normal

Aspecto luminoso.

Suave al tacto, flexible, suave, sin imperfecciones (Sin escamas, arrugas ni impurezas).

Tratamiento destinado al equilibrio de hidratación y sebo.

Elige hidratantes ligeras que preserven su elasticidad y la protejan de cambios bruscos de temperatura, la polución y el sol.

Piel Grasa

Gruesa, aspecto brillante y aceitoso, poros dilatados, tendencia a los puntos negros y granitos.

Gran porosidad.
Muchas impurezas, espinillas, granitos o escamas.
Menor propensión a las arrugas.

Es importante limpiarla y purificarla para evitar la proliferación bacteriana y el exceso de sebo.
Nunca manipules los granos y espinillas, ya que se inflamarán e infectarán.

Para la limpieza elige productos suaves y ligeros y realízala por la mañana y por la noche.
Para purificarla utiliza dos veces a la semana una mascarilla purificante y desincrustante.

Piel Mixta

Seca en las mejillas, contorno de ojos y cuello. Grasa en la zona T (frente, nariz, mentón (barbilla)).

Si es fina y con porosidad cerrada y escamillas en sienes y pómulos, presenta tendencia a piel seca.
Si presenta impurezas y espinillas tiene tendencia a grasa.

Tratamiento astringente para la zona T.
Hidratante en la zona seca.

Existen tratamientos para pieles mixtas que pueden ser rematados con productos desincrustantes en las zonas grasas.
Los parches antiespinillas resultan un tratamiento ideal para las espinillas de la nariz.

Piel Seca

Acusa rápidamente las agresiones ambientales.
Aspecto seco y con fisuras.
Incomodida, mate, áspera.

Muy fina, con venillas y fácilmente irritable.

Cuidado con el sol.
El envejecimiento prematuro al que tiende la hace precisar de mayor nutrición, limpieza e hidratación (cuya tasa debe situarse entre un 10 ó un 15%)

Es conveniente usar para la limpieza diaria aceites, cremas y tónicos sin alcohol.
Aplicar crema hidratante para el día y una nutritiva o regeneradora durante la noche.
El uso de las mascarillas debe ser inferior al de los otros tipos de piel.
Aplicar un exfoliante cremoso una vez a la semana para eliminar las células muertas.

Muy Seca

Mucha incomodidad, descamación.

Deshidratada

Tirantez ocasional, falta de luminosidad.

Muy deshidratada

Rriesgo de irritación.

Muy sensible

Tendencia a las irritaciones, enrojecimiento, picor y escozor.

Arrugas profundas

Piel con marcas, sin firmeza.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda