Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


El Acné Juvenil volver

Imprimir Enviar a un amigo

El término acné parace provenir del vocablo griego Akum (acné en su forma latinizada) que quiere expresar “el punto más alto de una enfermedad o quizás de la vida”. El acné se produce por una inflamación de los folículos pilo sebáceos de la cara y parte superior del tronco, que se manifiesta con comedones, pápulas, pústulas, quistes y cicatrices.

La frecuencia de esta enfermedad sigue siendo alta; casi el 100% de los jóvenes tienen en algún momento, en mayor o menor grado, lesiones en su cara o en su espalda que repercuten en su bienestar individual y en sus relaciones sociales. Pero no es menos cierto que en las últimas décadas los avances en su tratamiento han hecho del proceso, una enfermedad curable.

El acné es una enfermedad inflamatoria que afecta al conducto folicular del pelo, y la glándula sebácea asociada, afectando principalmente las áreas con mayor secreción de sebo de la piel, que son la cara, el cuello, el pecho, la espalda y los hombros. Es una inflamación que se caracteriza por las lesiones o granos que aparecen, sobre todo, en la cara, cuerpo y espalda.

Son distintos los grados o la presentación de las lesiones. Las más habituales son comedones (puntos negros y espinillas), pápulas, pústulas y nódulos.


El Diagnóstico


El diagnóstico del acné es clínico, es decir, a través de las manifestaciones cutáneas. Raramente se requieren otro tipo de estudios como cultivo o biopsias.

El Pronóstico


Generalmente responden bien al tratamiento recomendado por el dermatólogo, aunque generalmente requiere varios meses para mostrar su eficacia. Hay que recordar que es una enfermedad primordialmente de la adolescencia y que por tanto suele mejorar con la edad.

Fecha última Inserción/Actualización: 30/04/2017

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda