Publicidad
Publicidad - Acceda a nuestra Parafarmacia


El Colon Iritable volver

Imprimir Enviar a un amigo

El colon irritable es un trastorno gastrointestinal de tipo funcional, es decir, es una alteración en el correcto funcionamiento del aparato digestivo, en particular del intestino grueso.

Se trata de personas en las que la respuesta que debe realizar el colon y el intestino delgado a diversos estímulos (estrés, toma de alimentos,...) está alterada.

En una enfermedad frecuente entre los 20 y 50 años, aunque puede darse a cualquier edad.

Los Síntomas

1. Dolor o molestia abdominal que generalmente se asocia a una variación de la frecuencia y/o consistencia de las deposiciones. Casi siempre, este dolor se alivia con la defecación.

2. Frecuentes alteraciones hacen que la defecación siga un modelo irregular, tanto en lo que se refiere a su frecuencia ( diarrea y estreñimiento alternante), a la consistencia ( heces duras, sueltas o acuosas), o a su proceso (con esfuerzo, con urgencia, con sensación de defecación incompleta).

3. Excreción de moco junto a las heces.

4. Sensación de hinchazón abdominal.

Diagnóstico

El médico se basará fundamentalmente en la historia clínica que el paciente le refiere. La exploración física es en la mayoría de los casos normal, aunque algunas veces hay dolor cuando se palpa la zona del colon.

En los pacientes que tienen afectados el intestino delgado, la palpación de la zona del ombligo o del estómago puede provocar que parezcan los síntomas de la enfermedad.

En muchos casos, los pacientes tienen antecedentes de enfermedades tales como alergia, cefalea (dolor de cabeza), enfermedad renal o enfermedades de las articulaciones.

Se realizan pruebas diagnósticas tales como análisis de sangre, de orina y de heces, y pruebas radiológicas, cuyo objetivo es descartar que exista alguna enfermedad orgánica que justificara la aparición de los síntomas. Si fuera así, no podríamos hablar de un trastorno simplemente funcional y no sería por tanto un colon irritable.

Tratamiento y Recomendaciones a Seguir

El tratamiento debe adaptarse a cada paciente en función de cómo se manifieste en él la enfermedad, ya que dicha manifestación es muy variable de unos paciente a otros, por lo que lógicamente, los tratamientos también sufrirán variaciones de un paciente a otro. Por tanto, será el médico quien en función de que la sintomatología predominante sea el estreñimiento, la diarrea o el dolor acompañado de gases y distensión, prescribirá la medicación que considere más oportuna.

En lo referente a la dieta, es importante recordar que las fibras mejoran siempre los cuadros caracterizados por estreñimiento y dolor abdominal. Es importante que el paciente observe si determinados productos como la lactosa, la cafeína, las grasas, el alcohol, el sorbitol o las alubias, cuando son ingeridos desencadenan la aparición de los síntomas. Si fuese así, es evidente que la recomendación es eliminarlos de la dieta habitual.

Es recomendable que aquella persona que padezca esta enfermedad del colon irritable, evite en todo lo posible realizar vida sedentaria, que favorece la aparición del estreñimiento. Se aconseja realizar actividad física, por supuesto siempre adaptada a la edad del paciente.

Siempre que sea posible, deben evitarse todas aquellas situaciones que supongan un estrés psíquico o físico para el paciente. Estas situaciones suelen ser desencadenantes de crisis en la enfermedad.

Es importante que el paciente comprenda que su enfermedad es algo real. Que sea funcional no quiere decir que no sea realmente una patología. Debe entender que su intestino es excesivamente sensible a determinados estímulos (ciertos alimentos, cambios hormonales, estrés,...) y que por ello debe aprender a vivir con las características de su enfermedad, teniendo claro en todo momento que no es indicio de patología grave ni que requiera cirugía.

En resumen, si padece colon irritable debe recordar que:

- Dieta rica en fibras, evitando los productos que desencadenen los síntomas.
- Uso profiláctico de medicamentos siguiendo siempre los consejos de su médico.

-
Hacer ejercicios regularmente.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda