Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


La Úlcera Gastroduodenal volver

Imprimir Enviar a un amigo

¿Qué es la Úlcera Gastroduodenal?


Es un trastorno del aparto digestivo que puede tener distintas causas, bien genéticas o ambientales, y que se caracteriza por la pérdida de parte de la pared de dicho aparato digestivo.

Las localizaciones más frecuentes de aparición en el aparato digestivo son, por un lado el Estómago y por el otro, el Duodeno. En el primer caso hablamos de Úlcera Gástrica y en el segundo de Úlcera Duodenal.

Se considera a la úlcera como "Enfermedad de la Civilización", debido a su predominio en personas sometidas a estrés emocional y psíquicos. Es más frecuente en el varón y su mayor incidencia está entre los 45 y 55 años.

Otros factores que influyen en su aparición son, además del estrés, el alcohol, el tabaco y algunos fármacos, fundamentalmente antiinflamatorios. En la actualidad se estudia la presencia en las mismas de una bacteria llamada Helicobacter Pylori, habiéndose demostrado su influencia en la recaída de las úlceras, aunque todavía no se sabe si también participa en su origen.

¿Cuáles son los síntomas que origina?

La principal manifestación en el 90% de los casos es el dolor que tiene un carácter perforante. Su localización más frecuente es en la parte central de la zona superior del abdomen. A veces puede irradiarse, generalmente hacia el lado derecho del abdomen, espalda o zona retroesternal (detrás del esternón). El dolor suele disminuir o incluso ceder con la ingesta de alimentos, para reiniciarse de nuevo, dos o tres horas después.

Otros síntomas acompañantes pueden ser: Ardores, náuseas, vómitos, sialorrea (aumento de la salivación), estreñimiento, aumento del apetito y mal humor.

¿Cuáles son las posibles complicaciones que pueden aparecer?

Las complicaciones de la Úlcera Gastroduodenal son habitualmente cuatro:

A.- HEMORRAGIA
Es una complicación frecuente que se puede manifestar por hematemesis ( vómito de sangre con restos de comida) o por vómitos con aspecto negruzco semejante a los posos de café. En muchos casos se pueden producir melenas ( deposiciones muy negras y pegajosas de olor muy desagradable. Si la hemorragia es importante podría conducir al paciente a un shock Hipovolémico (Bajo volumen de sangre) que se manifiesta con sudoración, palidez, palpitaciones, taquicardias, confusión mental e hipotensión, lo que supone una situación de gravedad.

B.- PERFORACION
Consiste en la profundización y rotura de la pared del Aparato Digestivo es un punto ulceroso. El contenido gástrico sale a la cavidad peritoneal originando un dolor brusco e intenso, como una puñalada. Esta situación requiere Tratamiento Quirúrgico Urgente..

C.- PENETRACION
Se trata de una adherencia de la zona ulcerosa a un órgano vecino, provocada por la reacción inflamatoria existente a nivel de la úlcera. La zona dolorosa suele verse aumentada y frecuentemente se irradia hacia la espalda. Además, el dolor suele hacerse más continuo, no cediendo en estos casos con el tratamiento ni con la ingesta de alimentos. Al igual que la complicación anterior, precisa Tratamiento Quirúrgico.

D.- ESTENOSIS PILORICA. (Estrechamientos)
La estenosis puede ocurrir a cualquier nivel del Aparato Digestivo, pero es especialmente frecuente (91% de los casos) a nivel del Píloro, es decir, de la salida del Estómago, que de esta forma se ve obstruida parcial o totalmente. Aunque influyen varios factores en el origen de esta complicación de la Úlcera Gastroduodenal, el principal motivo por el que ocurre es por la formación a nivel del Píloro de las cicatrices de los repetitivos brotes ulcerosos. Tras las comidas aparece sensación de pesadez en el Estómago que suele conducir al vómito.

Tratamiento y Recomendaciones

El médico dispone de distintos tipos de fármacos (antiácidos, antihistamínicos H2, Omeprazol, antibióticos...) para prescribir en el tratamiento de la Úlcera Gastroduodenal, pero debe ser él quien lo haga EVITE LA AUTOMEDICACIÓN, No sólo puede ser errónea y contraproducente, sino que con mucha facilidad puede dificultar el Diagnóstico o enmascarar posibles complicaciones.

En el tratamiento de la misma, a la medicación que le prescriba su médico debe añadir el cumplimiento de determinadas normas en su vida diaria. De ese modo, cuando la Úlcera Gastroduodenal esté en un periodo activo, deberá guardar reposo; Si por el contrario se encuentra en un periodo inactivo, será recomendable el ejercicio físico moderado, (no violento ni competitivo). Además, es fundamental que evite en todo lo posible el estrés y las preocupaciones. Si el paciente es fumador, ha llegado el momento de dejar de serlo; tiene un motivo magnífico para ello.

El paciente ulceroso debe evitar consumir medicamentos sin antes consultarlo con el médico.

La dieta es importante sobre todo en la fase aguda del brote ulceroso. Es recomendable realizar comidas frecuentes ( cinco diarias) y poco copiosas. Se aconseja pasear después de cada comida y sobre todo no acostarse inmediatamente después de la ingesta de alimentos. Deben evitarse comidas picantes o excesivamente especiadas, así como las bebidas gaseosas y las que contengan cafeína. El alcohol no debe tomarse durante la fase aguda de la enfermedad y cuando la úlcera no este activa, su ingesta debe ser extremadamente moderada.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda