Publicidad


Piedras en la Vesícula (Litiasis) I volver

Imprimir Enviar a un amigo

¿Qué son los cálculos biliares?


La litiasis biliar o colelitiasis (existencia de piedras en la vesícula biliar) es una enfermedad frecuente en nuestra sociedad. Consiste en la formación de cálculos en las vías biliares o están almacenadas en el interior de la vesícula, la cual tiene forma de saquito de unos 7 cm de largo, por 2,5 - 3 cm de ancho. Está situada debajo del hígado y en ella se almacena la bilis producida por este.

Los factores que favorecen los cálculos biliares son: el sexo femenino, la obesidad, la edad, una dieta excesivamente grasa y antecedentes familiares.

La mayoría de los cálculos son de colesterol.
El tamaño del cálculo puede ser desde arenilla a pelotas de golf; su número, de 1 a 100.

Suelen formarse en la vesícula biliar, aunque tambien pueden surgir en el conducto biliar tras colecistectomía. Más raramente, pueden aparecer cálculos de otros pigmentos biliares.

La vesícula a través de los conductos biliares externos, vierten su contenido (bilis) al duodeno (parte del intestino delgado) junto con los jugos producidos por el páncreas. Ambos productos son indispensables para la digestión de los alimentos. Los cálculos son precipitaciones cristaloides de composición cálcica o colesterol.

¿Qué factores influyen en su formación?

Existen factores predisponentes:

- La herencia familiar.
- Según la raza. En los indios americanos la prevalencia es muy alta.
- La obesidad es un factor de alto riesgo.
- Sexo. Es más frecuente en mujeres.
- Edad. Entre los 40 y 50 años es altamente frecuente.
- Partos. A mayor número de partos, más riesgos de padecer litiasis biliar.
- Dietas de adelgazamiento sin control médico.
- Algunas enfermedades. Crohn, hemolítica, resecciones amplias del intestino.
- Tratamiento con anticonceptivos durante muchos años.

¿Qué síntomas aparecen?

En el 50% de los casos la enfermedad no da ningún síntoma. Lo más que puede existir es un estado dispésico (Digestión dificultosa de los alimentos) que el enfermo reconoce y controla ante la ingestión de determinados alimentos; huevos, leche, helados, café, alcohol, carnes rojas, pescado azul, quesos, frituras, o ante un frío intenso, estrés, ciclo menstrual, entonces pueden aparecer; digestiones muy lentas, eructos muy continuos, Vómitos o despeño diarreicos como episodios muy aislados. En el caso que parezca dolor fuerte, estaremos ante un cólico biliar simple, el cual cursa del siguiente modo:

- Dolor continuo de comienzo nocturno brusco en epigastrio e hipocondrio derecho (boca del estómago y a su derecha).

- El dolor puede irradiarse en hemi-cinturón hacia la espalda y subir hasta el omoplato derecho, donde se fija y aumenta al inspirar profundamente.

Esta situación se resuelve a las 6-7 horas.

Las Complicaciones más frecuentes

- En la colecistitis aguda ( inflamación de la vesícula) aparece fiebre, vómitos, diarrea, dolor intenso que no cede fácilmente.

- Colangitis aguda (inflamación de los conductos biliares); a los síntomas de infección se une la ictericia por estasis (estancamiento) de las bilis; la bilirrubina pasa a la sangre y la piel del paciente se tiñe de color amarillo.

- Pancreatitis aguda, si también afecta a la secreción del jugo pancreático.

- Otras complicaciones muy graves serían: perforación de la vesícula, peritonitis etc.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda