Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


Los Cambios... volver

Imprimir Enviar a un amigo

¿Qué es lo que va a cambiar en su vida? Todo y nada. Y no se trata de un juego fácil de palabras. Desde el punto de vista psicológico, todo va a cambiar, día tras día, semana tras semana, La espera no es al comienzo más que una idea, luego se define y toma forma, y después movimiento.

Y le siguen sus reacciones. Usted era una, comienza a sentirse dos, imagina su vida de tres: el padre, el niño y usted. Entonces, poco a poco, comprende que todo será diferente de ahora en adelante. En este apartado hablaremos de su vida cotidiana, sobre la cual usted se plantea las primeras preguntas, que hacer, que suprimir de su vida, viajes, cuidados, trabajos etc.

La mujer de hoy en día, puede llevar la misma vida que anteriormente a su embarazo, con algunas salvedades, salvedades ya que el embarazo repercute en todo el organismo, el niño se vuelve cada vez mas pesado y molesto, y que cierta fatiga e incomodidad se instalan como algo normal, cosa que usted por otra parte olvidará en el momento que tenga a su bebé en sus brazos.

El Trabajo

El trabajo, es bueno y aconsejable para la mujer embarazada siempre y cuando este se realice en condiciones normales, y no con factores de riesgos para la futura madre, Ej.:posición de pie durante mas de 6 horas por día, trabajo a maquina con vibraciones o esfuerzos importantes, esfuerzos físicos considerables, tareas repetitivas, manipulación de productos químicos.

Otros factores a tener en cuenta y que incluso puede traer aparejado un cambio de puesto para todo el embarazo o parte de él:

- Desde el comienzo del embarazo, las mujeres que trabajan en laboratorios de radiología médica o industrial, a causa de la exposición de los rayos.

- Igualmente, desde el comienzo del embarazo para las trabajadoras de ciertas fábricas de productos químicos que manipulan productos tóxicos.

- Durante los 3 primeros meses del embarazo en caso de epidemia de rubéola, para las mujeres cuyo trabajo se relaciona con niños, ej. jardín de infancia etc.

Salvo en algunos casos como los expuestos, y no asumiendo factores de riesgos, la mujer embarazada puede seguir en su trabajo tanto dentro como fuera de su casa, y siempre que el médico no lo prohíba por algún motivo como puede ser amenaza de aborto o necesidad de descanso por placenta previa etc.

El Sueño

Gozar de noches tranquilas y distendidas es importante. Duerma durante 8 horas como mínimo, y más si tiene el hábito. Y si puede, acuéstese después de la comida y haga una buena siesta: descálcese, coloque sus pies sobre un almohadón para levantar sus piernas, y relájese. Experimentará el bienestar de ese descanso en medio de la jornada, particularmente si tiene digestión pesada o mala circulación.

Puede dormir en cualquier posición sin miedo de aplastar o de molestar a su hijo. El está bien protegido.

El Alcohol

Cada vez más se recomienda a las futuras madres beber lo menos posible o incluso nada. En efecto, el alcohol pasa muy rápido a la sangre. El alcohol que usted bebe pasa, en consecuencia, a su sangre, pero también a la del bebé, pues la placenta en este caso no le sirve de barrera.

Es totalmente desaconsejable beber alcohol en el transcurso de los tres primeros meses de la gestación (periodo de la formación del bebé) a causa de los riesgos de malformaciones.

Todo esto claro está, siempre que se consuma excesivamente, una copa de vino o cerveza no hace daño siempre que se haga de tarde en tarde y con mucha moderación.

El Ejercico Físico

Tal vez sea usted de esas mujeres que no practican ningún deporte, pues bien ahora es el momento de comenzar a realizar ejercicios, y si sigue ese hábito puede incluso que lo siga una vez tenido a su bebé.

El mínimo de ejercicio que tiene que realizar, que es aconsejable tanto para usted como para su hijo, es media hora de caminata al día, y practicar todas las mañanas unos 10 minutos de gimnasia, independientemente de la preparación al parto, que aunque también son ejercicios, son mas de relajación y respiración ante la llegada del gran momento.

La caminata es el deporte del embarazo. Nunca resulta peligrosa, activa la circulación, particularmente de las piernas, la respiración, y el funcionamiento intestinal, a menudo perezoso, y refuerza la pared abdominal.

Si camina todo los días durante el embarazo durante media hora y una hora por un lugar tranquilo y bien aireado, absorberá con mas facilidad el 25% de oxígeno suplementario que le es indispensable.

Si bien caminar es excelente, no ejerce en cambio mucha acción sobre el desarrollo del parto, es importante y se recomienda que se practique un cuadro de gimnasia, que con los ejercicios bien elegidos presentan una triple ventaja:

- Primero, facilita el buen desarrollo del embarazo; circulación activada, mejor oxigenación, buena posición del cuerpo que permite llevar al niño sin fatiga, mejor equilibrio nervioso.

- Segundo, preparan un parto más fácil y más rápido por el fortalecimiento de los músculos que van a desempeñar un papel importante en el transcurso del parto, y por la flexibilidad de las articulaciones de la pelvis.

- Tercero, permiten a diferentes partes del cuerpo retornar a su estado natural con más rapidez después del parto, vientre plano, cintura fina, pechos bien firmes, etc.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda