Publicidad
Publicidad - Acceda a nuestra Parafarmacia


Preguntas I volver

Imprimir Enviar a un amigo

¿Es necesario tomar un suplemento de vitaminas o minerales?


El embarazo es uno de los periodos más exigentes en el ámbito nutricional en la vida de una mujer. La gestación implica una rápida división celular y el desarrollo de órganos. Con el fin de apoyar este enorme crecimiento fetal, es esencial contar con un adecuado suministro de nutrientes.

Aunque es posible satisfacer los requerimientos de la mayor parte de los nutrientes a través de una dieta equilibrada, la mayoría de los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas ingieran diariamente suplementos vitamínicos que incluyan hierro, ácido fólico y calcio.

De hecho, el Servicio de Salud Pública de los EE.UU. recomienda que toda mujer en edad de procrear deberá consumir diariamente 400 microgramos de ácido fólico. Son recomendables suplementos para aquellas mujeres que son vegetarianas, que fuman, que ingieren bebidas alcohólicas, que utilizan drogas ilícitas o que esperan gemelos o más. Se acepta que los suplementos deberán empezar a tomarse al inicio del segundo trimestre en las siguientes dosis:

  • Hierro 30 mg
  • Vitamina D 5 microgramos
  • Ácido fólico 400 microgramos
  • Cobre 2 mg
  • Calcio 250 mg
  • Zinc 15 mg
  • Vitamina C 50 mg
  • Vitamina B6 2 mg
  • Vitamina B12 2 microgramos

Fuente: Nutrition During Pregnancy. National Academy Press, 1990.
MásInformación: Necesidades Vitamínicas en el Embarazo
.

¿Es inofensivo consumir edulcorantes bajos en calorías?

En los EE.UU existen tres tipos de edulcorantes bajos en calorías aprobados para su utilización como edulcorantes de mesa: aspartamo, sacarina y ciclamato sódico.

1. El Aspartamo
Consiste en dos aminoácidos (ácido aspártico y fenilalanina, osea un dipéptido, el ester metílico del L-aspartil-L-fenilalanina), cuya potencia endulzante es equivalente a unas 200 veces la del azúcar. El aspartamo ha sido cuidadosamente estudiado y todos los informes indican que es inocuo para la mujer embarazada y el feto, excepto para aquellas mujeres que padecen fenilcetonuria, y demuestran que la mujer embarazada heterozigota fenilcetonúrica (aquella que aporta el gen pero que no padece la enfermedad en sí) metaboliza el aspartamo de manera suficiente como para proteger al feto de cualquier nivel anormal de fenilalanina. La FDA ha aprobado el aspartamo considerándolo un ingrediente inofensivo para la población general, incluyendo a las mujeres embarazadas.

El aspartame es hidrolizado por las esterasas intestinales a sus componente, acido aspártico, fenilalanina y metanol y los aminoácidos son metabolizados generando 4 Kcal/g. Así, aunque el aspartame es técnicamente un endulzante nutritivo, dada la muy pequeña cantidad requerida para endulzar, esta prácticamente no aporta energía. Aprobado como endulzante seguro para alimentos y bebidas por la FDA en 1981, la seguridad del aspartame ha sido evaluada 26 veces desde su aprobación en 1981. En 1996, la FDA aprobó el aspartame como endulzante para todos los usos y actualmente se encuentra aprobado en más de 100 países.

Sólo las personas con fenilcetonuria, una rara deficiencia del metabolismo ( 1 en cada 10,000 en los E.U.A.), deben restringir su ingestión de fenilalanina, por lo que deben controlar la cantidad de fenilalanina de sus alimentos, debiendo también considerar la pequeña cantidad aportada por el aspartamo. La FDA ha establecido una IDA (Ingesta Diaria Aconsejada) de 50 mg/kg de peso/día. Sin embargo, actualmente los consumidores sistemáticos del aspartame en los E.U.A., muestran que el consumo por el grupo de edad de 1 a 5 años consume el 10.4% del IDA, en tanto que el consumo sólo alcanzo el 6% del IDA

2. La Sacarina
No se metaboliza y atraviesa el tracto digestivo sin sufrir ninguna modificación. Aun cuando la sacarina puede atravesar la placenta, no existe evidencia de que pueda resultar nociva para el feto. Se recomienda que la sacarina se use con moderación durante el embarazo.

3. El Ciclamato Sódico
No se metaboliza y los riñones lo excretan sin que sufra modificación alguna. Los estudios de reproducción y teratología realizados en animales no han mostrado ningún efecto tóxico que pudiera haber sido ocasionado por el ciclamato sódico.
Los edulcorantes bajos en calorías pueden ser útiles para aquellas mujeres embarazadas que son diabéticas, que necesitan controlar su ingestión calórica o que, simplemente, disfrutan del sabor de los productos que contienen edulcorantes. No obstante, el embarazo es un periodo de mayor demanda calórica para la mayoría de las mujeres, por lo que, en general, no se aconseja una restricción calórica.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda