Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


Las Enfermedades Infecciosas II volver

Imprimir Enviar a un amigo

Mecanismos de defensa del organismo


Determinan, según sea su respuesta, si la enfermedad infecciosa va a desarrollarse o no, en el primer caso, son también los responsables de dar la voz de alarma mediante las consiguientes reacciones orgánicas. Los mecanismos de defensa se clasifican en dos grandes grupos:

Las Barreras Naturales

La Piel
Efectividad absoluta, excepto en caso de que exista o se produzca lesión o traumatismo.

Las Mucosas Respiratorias
Los microorganismos inhalados se expulsan gracias a las mucosas traqueobronquiales y a la tos; si además se produce una inflamación pulmonar, se pone en funcionamiento una cadena defensiva formada por neutrófilos y monocitos, especialmente eficaz si también se desatan mecanismos inmunes. Aún así, las defensas de estas mucosas pueden verse superadas por factores ambientales (polución, tabaco...)

Las Mucosas Intestinales
Las barreras naturales del intestino son el pH del estómago y la actividad antibacteriana de las enzimas pancreáticas y de la bilis. Si estas se alteran, el organismo tiene una predisposición especial a padecer infecciones.

Las Mucosas Urinarias
La longitud de la uretra es la defensa masculina por excelencia, mientras que la femenina es el nivel correcto de pH vaginal. Por otra parte, la sustancia renal es en sí misma un ambiente hostil para los microorganismos

La Respuesta Inmune

La Fiebre El aumento de temperatura es el síntoma más evidente de una infección aguda, y es consecuencia de la producción de citocinas (interleucinas y otras) por parte del organismo, sustancias estimuladas por la presencia de cualquier microorganismo invasor.

La Inflamación Internamente hace de indicador del sistema inmunitario, activando el desplazamiento de las células neutrófilas y macrófagas hasta el punto concreto del cuerpo en que se ha producido la infección, para contener los microorganismos. A nivel superficial, se caracteriza por un aumento del suministro sanguíneo y de la permeabilidad vascular.

Los Anticuerpos Son inmunoglobulinas (Ig, glucoproteínas) que, fabricadas por células plasmáticas y por los linfocitos tipo B, circulan por el torrente sanguíneo y actúan destruyendo las células perjudiciales que puedan encontrarse en el organismo (respuesta a un antígeno), por si mismas o con la contribución de monocitos macrófagos.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda