Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


Cuidado de los Ojos volver

Imprimir Enviar a un amigo

Algunos consejos para cuidar muestros ojos están ampliamente extendidos entre la población, pero eso no implica que la vigilancia de la salud de los ojos no se haga desde los primeros días de vida, una medida sobre la que generalmente se carece de información, por lo que debe prestarse especial atención a los recién nacidos, ya que desde los primeros días de vida se pueden detectar la presencia de problemas.

El cuidado de los Ojos de los Recién Nacidos

Los padres de un recién nacido deben atender al movimiento de los ojos y si éste se realiza de forma paralela y coordinada.
Si en las primeras semanas de vida el ojo del pequeño lagrimea o segrega de forma constante, los padres deben sospechar de la existencia de un problema y acudir de forma inmediata al oftalmólogo, que desde el primer momento realizará el tratamiento adecuado de la enfermedad. Estos síntomas pueden suponer la obstrucción del conducto lagrimal que puede provocar una infección interna.

Si el niño presenta una córnea excesivamente grande, los padres deben atender a este hecho, puesto que puede significar la presencia de un glaucoma congénito (presión ocular elevada en el ojo)

La reacción del pequeño a los focos de luz permite también detectar problemas en los ojos del recien nacido, por lo que cuando un niño presenta una pupila blanquecina puede sospecharse de la aparición de problemas con alteraciones congénitas vasculares, tumores intraoculares, etc.

Estos síntomas aparecen siempre en las primeras semanas de vida, por lo que la vigilancia de los padres y su atención a las irregularidades que puedan aparecer resulta fundamental para conseguir que el problema se detecte cuanto antes.

El cuidado de los Ojos en la Infancia

A medida que el niño crece, la permanencia de determinadas conductas como acercarse demasiado a la televisión puede alertar sobre problemas de miopía en el niño.

La aparición de dolores de cabeza en los niños (aunque no se produzcan problemas a la hora de ver sobre todo a distancia) puede alertar sobre el padecimiento de hipermetropía por parte de los pequeños.

La solución a ambas disfunciones oculares es la utilización de gafas y su detección temprana resulta fundamental para evitar el empeoramiento de ellos.

Junto a esto, el niño puede presentar otros problemas como infecciones oculares, orzuelos u ojos raros. La presencia de estos problemas resulta más evidente para los padres, aunque siempre debe tenerse en cuenta la asistencia sanitaria adecuada para la resolución de los mismos, de ahí la importancia de acudir al oftalmólogo.

Respecto al extendido uso por parte de los más pequeños de videojuegos y ordenadores, no se ha demostrado que estos aparatos supongan alteraciones en la visión, aunque si es frecuente la aparición de fatiga visual debido exclusivamente a la concentración visual que se produce al utilizarlos.

El cuidado de los Ojos de los Adultos

Aquí el principal problema según todos los estudios realizados y los profesionales consultados, es la automedicación, por eso, rogamos que debido a que os ojos son unos órganos muy delicados y fundamentales para nuestro estado de bienestar y forma de vida, consulte con un profesional de la visión antes de automedicarse, ya que el uso de un "colirio o pomada oftálmica" no adecuado puede producir efectos indeseados, ocultar un problema mayor o causar daños irreparables para la visión.

En los casos en los que se presenta alteraciones y los ojos se enrojecen, cosa bastante habitual, bien por alteraciones externas como conjuntivitis o internas que conllevan la inflamación del iris o una infección interna, suele ser frecuente la automedicación, costumbre que debe ser eliminada, pues el control del oftalmólogo sobre estos problemas es fundamental.

Respecto a la higiene ocular, esta a su vez debe de ir acompañada de un cuidado específico de las manos, y sobre todo en los casos en los que se utilicen lentillas, por lo que recomendamos que antes de manipular sus lentillas, aseguresé de que sus manos estan limpias y exentas de jabon.

Otro problema ocular del cual poca gente sabe, desconoce o hace caso omiso, radica a la hora de tomar el sol, es decir, de las precauciones que hay que adoptar con respecto a la luz solar, ya que sus efectos pueden ser especialmente nocivos, llegando incluso a provocar quemaduras oculares.

Recomendaciones

1. Atengase a la prescripción médica, respete las dosis y la duración del tratamiento....

2. Deseche el colirio oftálmico según indicaciones del fabricante después de abierto (1 semana, 1 mes, 10 días, etc.)

3. No se automedique, acuda a un profesional de la visión en caso de presentar cualquier problema.

4. Tome las medidas oportunas cuando se exponga a una intensa luz solar.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda