Publicidad


Retinopatía Diabética volver

Imprimir Enviar a un amigo

La retina es la parte del ojo por la que vemos y los vasos sanguíneos que la irrigan pueden afectarse bloqueándose o perdiendo sangre o creciendo peligrosamente cuando se tiene diabetes.

Si sucediera ésto, las imágenes visuales que recibe la retina se ven afectadas distorsionándose o volviéndose borrosas y si no se establece el tratamiento oportuno, la visión está en peligro.

Frecuencia

La Retinopatía Diabética es la causa más común de ceguera en personas adultas en el mundo desarrollado.

Cualquier persona con diabetes puede desarrollarla, aunque lógicamente será más frecuente cuanto mayor el número de años que se ha vivido con la enfermedad.

Alrededor del 80% de personas con duración de la diabetes superior a 15 años presentan algún grado de retinopatía.

Aproximadamente el 20% de las personas con diabetes Tipo II tienen al diagnóstico algún grado de daño en los vasos sanguíneos de la retina y es debido a que su diabetes estuvo sin diagnosticar durante años.

Síntomas

Lo más frecuente es que "no haya síntomas" y no solo en las primeras fases, sino que incluso puede progresar a un estado muy avanzado sin haber afectado a la visión.

Al transcurrir en tantas ocasiones sin síntomas en lo que hace tan importante su visita anual al oftalmólogo.

Diagnóstico

Para diagnosticar la presencia de Retinopatía Diabética, el oftalmólogo examinará el fondo del ojo usando un oftalmoscopio.

Las pupilas serán previamente dilatadas por medio de unas gotas en los ojos.

Debe saber que después de dilatar las pupilas no va a ser posible en unas horas conducir y que le conviene llevar gafas de sol para proteger sus ojos y evitar las molestias del exceso de luz que reciben.

Tratamiento

En muchos casos el tratamiento no es necesario pero será necesario realizar exámenes periódicos de seguimiento.

En otros casos su oftalmólogo puede sugerir la necesidad de aplicar rayos láser sobre las zonas de la retina afectadas, deteniendo o desacelerando el ritmo de pérdida de vista.

En los casos de Retinopatía Avanzada pueden ser necesario tipos de cirugía especializada.

Hasta un 90% de las personas con Retinopatía Proliferativa pueden salvar su vista con un tratamiento adecuado.

El Edema Macular, es la causa más común de grave afectación ocular en las personas con Diabetes Tipo II y por lo tanto la razón más frecuente por la cual reciben tratamiento con láser.

Los medicamentos, aunque se ha experimentado con muchos y se siguen probando nuevos, todavía faltan muchos estudios que demuestren definitivamente su beneficio.

Además, es preciso intentar un buen control de su diabetes, mantener cifras normales de tensión arterial y evitar ciertos ejercicios violentos si usted tiene un grado avanzado de retinopatía.

Otras Enfermedades del Diabético

Catarata

Es la opacificación progresiva del cristalino.
No es causado por la diabetes pero es más frecuente en las personas con diabetes y se presenta en edades más tempranas.
En las personas sin diabetes aparece en un 3% mientras que con diabetes aparece en un 7%.

El tratamiento es generalmente quirúrgico y consiste en quitar el cristalino opaco e implantar una lente artificial.

Glaucoma

También es una enfermedad muy frecuente asociada a la diabetes. En las personas sin diabetes se presenta en menos del 1% mientras que con diabetes aparece en un 7%.

Consiste en el aumento de la presión de los líquidos que "rellenan" el globo ocular, esto puede dañar el nervio óptico y causar pérdida de visión.

El tratamiento normalmente es un colirio que NUNCA debe suspender sin permiso de su oftalmólogo.
En otras ocasiones será preciso un tratamiento con láser u otras técnicas quirúrgicas.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda