Publicidad


Blefaritis volver

Imprimir Enviar a un amigo

Es una inflamación que se produce en los párpados con localización global o parcial en el borde del párpado, que frecuentemente se acompaña de inflamación de la conjuntiva.

Síntomas

Enrojecimiento crónico de los párpados, picor, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo, engrosamiento y a menudo formación de escamas pegajosas en la base de las pestañas. También aparecen pérdidas de las pestañas y posición invertida de las mismas, dirigiéndose hacia la córnea.
Puede acompañarse de inyección conjuntival, edema de los párpados, secreción mucosa y queratitis puntata superficial y, en ocsaiones, acné rosácea.

Tipos

Existen dos tipos de blefaritis:

Blefaritis no ulcerosa

Caracterizada por la presencia de abundantes escamas blancas que engloban la raíz de las pestañas y que suele ir acompañada de conjuntivitis.

Blefaritis Ulcerosa

Caracterizada por presentar una supuración crónica de los folículos de las pestañas; en ocasiones se rompen formando úlceras superficiales. En esta alteración es muy importante la higiene local, debiéndose limpiar diariamente los márgenes de los párpados y usar dos veces a la semana en la limpieza un champú suave de niño diluido al 50% en agua y aplicado con bastoncillos.

 

La blefaritis puede ser de etiología alérgica, parasitaria, bacteriana o mixta, consistiendo el tratamiento, en primer lugar, en eliminar las causas que la favorecen, como son:

    • El cansancio visual.
    • Defectos de refracción.
    • Alteraciones de la visión binocular.
    • Las condiciones laborales.
    • Infecciones secundarias.

Luego para su prevención y tratamiento, es muy importante mantener una higiene parpebral correcta con productos oftalmológicos adecuados, añadir lágrimas artificiales, si se asocia a un ojo seco, y tratar con pomadas oftálmicas según su etiología.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda