Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Digestión volver

Imprimir Enviar a un amigo

Boca pastosa, náuseas, digestión pesada,..... estos son síntomas inconfundibles de la indigestión. La vesícula biliar es la principal causa de todos estos males, ya que es la encargada de segregar la bilis, indispensable para el buen desarrollo de la digestión. Sin embargo, a veces funciona mal y no secreta la suficiente, o no elimina bien la bilis en el tubo digestivo.

En estos casos, nada mejor que la ALCACHOFA para devolver vitalidad a la vesícula.

El beneficioso efecto que esta verdura ejerce en el organismo y concretamente en el hígado es algo de siempre conocido, pero la acción terapeutica la ejerce la hoja y no la flor, que solo tiene valor culinario.

La hoja de alcachofa es rica en cinarina. Su actividad sinérgica con el resto de los componentes, ejerce una actividad colerética y colagoga, es decir, estimulante de la síntesis y eliminación biliar. También ha podido demostrarse su efecto protector del hígado muy útil en caso de ictericia y en el tratamiento coadyuvante de algunas insuficiencias hepáticas.

Hay distintas macas comerciales que comercializan la hoja de alcachofa, pero por su calidad recomendamos Arkocapsulas.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda