Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


El Botiquín Tropical volver

Imprimir Enviar a un amigo

Si vas a visitar algún país exótico, que no se te olvide

  • Analgésicos/antitérmicos: ácido acetil salicílico (ASPIRINA), ibuprofeno (NUROFEN 400), paracetamol (con o sin codeína) (TERMALGIN).
    En todos los botiquines de viaje se recomienda la inclusión de los analgésicos renombrados, de una combinación de los mismos con fosfato de codeína, consiguiendo de esta forma potenciar la acción analgésica y convirtiénlos en fármacos útiles y eficaces para paliar procesos infecciosos de mayor intensidad
    Los salicicatos, y en concreto el ácido acetilsalicílico, son los analgésicos más conocidos y utilizados a pesar de los efectos secundarios de origen gástrico que poseen. Por ello, se recomienda que sean tomados durante las comidas y beber abundante líquido. Además de la acción analgésica, el ácido acetilsalicílico posee acción antiinflamatoria, antipirética y antiagregante plaquetaria, por lo que su utilización es más amplia que la de un simple trastorno doloroso.
    El paracetamol es un analgésico especialmente indicado para el tratamiento de dolores leves a moderados y de pacientes que presentan intolerancia a los saliciliatos. Este principio activo también es considerado un eficaz antipirético, aunque carece de propiedades antiinflamatorias. Es importante tener precaución en tratamientos largos con paracetamol si el paciente posee insuficiencia hepática o renal, anemias, cardiopatías u otras dolencias en las que el uso de este fármaco pudiera agravar su estado.
    El ibuprofeno es eficaz para tratar cuadros dolorosos y procesos inflamatorios leves, ya que su carácter es muy suave. Este analgésico presenta una excelente tolerancia, aunque hay que prestar atención en tratamientos prolongados si el paciente padece asma, hipertensión, insuficiencia cardiaca, renal o hepática, hemorragias gastrointestinales o diátesis hemorrágica.

  • Resfriados
    Antigripales: Irritación de garganta, cogestión nasal, tos con mayor o menor expectoración, malestar general, fiebre o cefaleas es la sintomatología que caracteriza el resfriado común y otras afecciones leves de las vías respiratorias superiores. La aparición de estos síntomas altera negativamente el transcurso de unas vacaciones, por lo que en un botiquín de viaje está plenamente justificada la inclusión de remedios que alivien la sintomatología.
    Gotas Nasales: Con principios activos vasoconstrictores de los vasos que irrigan la mucosa nasal ( feniletrina, epinefrina, tramazolina, oximetazolina, xilometazolina ). Su efecto es inmediato, aunque hay que vigilar su abuso ya que puede provocar efecto rebote.
    Pastillas o comprimidos para el dolor de garganta: En su composición se encuentran agentes antisépticos, anestésicos locales, antiinflamatorios, demulcentes, etc.
    Anlagésico y Antipirético: Sus indicaciones han sido comentadas anteriormente.
    Antitusígenos: Aunque su acción sí se ve justificada, su forma de presentación, generalmente jarabes en frascos de vidrio, hacía que su inclusión en un botiquín de viaje fuera cuestionada dadas las reducidas dimensiones que el botiquín suele tener y el hecho de que pueda ser transportado en condiciones que no garanticen su integridad. Las actuales presentaciones monodosis son una buena solución para la inclusión de antitusígenos en los botiquines viajeros.
    Si en el viaje interviene niños o lactantes, además de los medicamentos pediátricos específicos para esta dolencia, es conveniente incluir suero fisiológico o nebulizadores y estéril para limpiar y despejar la nariz. También pueden ser de gran utilidad los aspiradores nasales.

  • Antialérgicos/antihistamínicos: difenhidramina (BENADRYL) o clorfenamina (ALERGICAL).

  • Antibióticos: Amoxicilina-clavulámico (AUGMENTINE) o cotrimoxazol.

  • Antidiarreicos: Loperamida (TAGUINOL) (diarrea leve en adultos y niños no muy pequeños), fermentos lácticos vivos, solución de rehidratación horal, ciprofloxacino (CIPROFLOXACINO EFG, VELMONIT) o cotrimoxazol (diarrea moderada sin posibilidad de asistencia médica)

  • Antifúngicos: clotrimazol (CANESTEN)o miconazol (DAKTARIN).

  • Antiinflamatorios: Hidrocortisona (BRENTAN) o betametasona (DIPROGENTA).

  • Fotoprotectoress: cremas o lociones con FSP superior a 25 (GALENIC, ISDIN).
    Hablar de verano y no hablar de los trastornos motivados por la exposición al sol sería una incongruencia. No obstante, no se va a incidir en ellos en este apartado, pudiendo encontrar toda la información necesaria pulsando aquí.

  • Antisépticos y desinfectantes dermatológicos: Povidona yodada (BETADINE) o clorhexidina (CRISTALMINA).

  • Desinfectante de agua no potable: Gotas de tintura de yodo al 2% (de 5 a 10 gotas por litro de agua. Hay que agitar y esperar unos 20-30 minutos antes de beber el agua desinfectada).

  • Material de Cura: Algodón, apósitos en tira o cinta, imperdibles, gasas estériles, pinzas, tijeras, vendas elásticas y de gasa.

  • Repelente de Insectos: barra, crema, loción o aerosol que contenga el producto activo sintético DEET, piretrina o algún principio activo obtenido a partir de extractos naturales. Si viaja con niños, el repelente debe ser apto para ellos.

  • Termómetro clínico en estuche duro (preferentemente digital).

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda