Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Recomendaciones a la hora de viajar al extranjero volver

Imprimir Enviar a un amigo

El turismo a países exóticos está hoy a la orden del día. En la actualidad, viajar es fácil y rápido, pero pocas personas reparan en un tema muy importante: al viajar la persona se desplaza de su medio natural, de las cosas que conoce y usa habitualmente. El simple hecho de beber un poco de agua en una fuente o comer una pieza de fruta pueden constituir un riesgo para la salud.

A continuación le vamos a dar una serie de consejos para que te lleves un botiquín correctamente dotado, que puede ser el mejor aliado para sobrevivir en este ambiente desconocido y, a veces, hostil.

Sea cual sea tu lugar de destino durante las vacaciones, lo más frecuente es que te encuentres en un entorno diferente del habitual, realizando unas actividades diferentes a las habituales y sometiendo a nuestro cuerpo a unos riesgos diferentes a los habituales. En condiciones normales esto no debe suponer ningún problema y el recuerdo de las vacaciones se limitará a unos cuantos carretes de fotos o algún objeto simbólico típico adquirido en un mercado local. Pero, desgraciadamente, esto no siempre es así, y en muchas ocasiones nuestra salud se ve negativamente afectada por todo este cúmulo de circunstancias diferentes a las habituales.

Vista del Castillo - Parador Nacional de Cardona (Barcelona)

Disponer de un botiquín a mano te puede ayudar a evitar muchos de estos souvenirs, a paliar los problemas de salud que te surjan, o como mínimo, a mantener controlada la situación mientras esperas la visita a un médico.

Antes de un viaje a un país exótico, lo primero que debes hacer es dirigirte con suficiente antelación (como mínimo 4 semanas) al viaje a los servicios de vacunación internacional y atención al viajero, la Dirección Provincial del Instituto de Salud de cada comunidad autónoma o las secciones de medicina tropical de algunos hospitales. En estos centros puedes obtener información acerca de la situación sanitaria concreta del país que vas a visitar, de si existe en él alguna enfermedad endémica, de cuáles son las enfermedades comunes que pueden representar una amenaza y qué tipo de patología se puede contraer. Tienes que tener en cuenta que el Certificado Internacional de Vacunación es un documento exigible para entrar en algunos países de Sudamérica, África o Asia. El personal sanitario de estos centros puede ayudarte a diseñar un programa concreto para cada viajero teniendo en cuenta el destino, el estado general de salud y el estado inmunitario del viajero en ese momento, la duración y el tipo de viaje, además del tiempo disponible antes de emprenderlo.

Los principales consejos que desde aquí te damos son los siguientes:

1. Debe que lavarse las manos con agua y jabón con mucha más frecuencia de lo que lo hace normalmente y obligatoriamente siempre que vayamos a comer o a preparar comida. Debe procurar comer siempre alimentos cocinados. Si va a comer frutas o verduras frescas debe vigilar que estén en buen estado y que hayan sido peladas por el propio viajero.

2. Aconsejamos ingerir cantidades importantes de líquidos para evitar deshidrataciones. No obstante, debe evitar beber agua de fuentes y grifos. Debe beber sólo agua que ofrezca garantías y, preferiblemente, embotellada. El uso de cubitos siempre debe descartarlo.

3. No debe comprarse alimentos por la calle, ni debe ingerir marisco o pescado crudo. Tiene que tener especial precaución con la repostería, los helados y la leche y sus derivados.

4. Si va a viajar a una zona endémica de paludismo o malaria debe evitar salir entre el anochecer y el amanecer, que es cuando los mosquitos pican más fácilmente. Si sale es conveniente recurrir al uso de repelentes y vestir ropa que cubra todo el cuerpo. Para dormir, es conveniente protegerse con una mosquitera.

5. No debe acercarse a animales por la calle (monos, perros, gatos) para evitar mordeduras. No debe caminar descalzo y debe examinar el calzado antes de ponérselo, especialmente por la mañana. Aconsejamos que sacuda sábanas y mantas antes de acostarse.

6. Las personas con patologías crónicas y las mayores de 65 años deben llevar una lista con el nombre genérico de los fármacos que toman y que pueden necesitar, así como los efectos secundarios que les produce otros productos. No es mala idea intentar llevar la cantidad suficiente para todo el viaje y, además, es más aconsejable llevar siempre encima una pequeña cantidad del medicamento por si el equipaje se pierde o es robado.

7. Debe evitar bañarse en agua dulce. Únicamente son aceptable los baños en agua clorada. Los baños en agua de mar no implican riesgo de trasmisión de enfermedades; eso sí, hay que utilizar sandalias para bañarse.

8. Debe utilizar ropa cómoda, no ajustada, principalmente de algodón. Asimismo, recomendamos utilizar un calzado cómodo y ventilado, cuidando de mantener los pies siempre secos para evitar las infecciones fúngicas.

9. Finalmente, recordamos que si después de un viaje la persona no se encuentra bien y acude a un médico, no debe olvidar informarle que ha realizado un viaje en los últimos 12 meses.

En su Oficina de Farmacia de confianza, además de la información sobre vacunaciones y sobre las medidas generales de salud a observar que le pueden dar, su farmacéutico puede ser de gran ayuda a la hora de prepararle un botiquín de viaje.
Para ello debe indicarle el lugar de destino, la actividad a realizar y la salud de los viajeros, para de esta forma, confeccionar un botiquín coherente que solucione las diferentes eventualidades que se le puedan presentar.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda