Publicidad
Publicidad - Gana un Home Cinema con DVD con tubotica y Canalmail


Síndrome de Diógenes volver

Imprimir Enviar a un amigo

Se trata de una conducta de aislamiento comunicacional, ruptura de las relaciones sociales, negligencia de las necesidades de higiene, alimentación o salud, reclusión domiciliaria, rechazo de las ayudas y negación de la situación patológica, que se presenta habitualmente en ancianos solitarios.

Las primeras descripciones y su sistematización clínica se deben a los trabajos de MacMillan & Shaw (1966) y Clark et at. (1975). Basándose en ellos y en diversos trabajos posteriores de De La Gándara et al. (1992, 1994), han establecido las características clínicas del síndrome, que permiten diferenciarlo de los estados depresivos, demencias u otros estados psicopatológicos.

Su denominación se debe a Clark et al. (1975) y se basa en el estilo de vida misantrópico y solitario del conocido filósofo Griego.

Etiopatogénia

Se trata de un síndrome específico que se produce en ancianos, como consecuencia de la interrelación de tres tipos de factores:

1.­ Diferentes rasgos de personalidad previos, que implican tendencia al aislamiento, dificultades de adaptación social, rechazo de las relaciones humanas, misantropía, etc.

2.­ Factores estresantes propios de la edad tardía: dificultades eco-nómicas, muerte de familiares, rechazo familiar, marginación social, etc.

3.­ Soledad: inicialmente condicionada por las circunstancias, pero posteriormente buscada o deseada voluntariamente.

Se puede aceptar que existen dos tipos del Síndrome de Diógenes:

­ Personas sin otra patología psiquiátrica específica.

­ Pacientes psiquiátricos crónicos: depresivos, delirantes o demenci-ados que presentan además conductas típicas de Diógenes.

Epidemiología

Según estimaciones realizadas por De La Gándara (1994), un 1.7 por/mil de los ingresos en hospitales en España de mayores de 65 años son por Síndrome de Diógenes, lo que supone unos 1.200 nuevos ingresos año.

Según otros análisis, en España un 3 % de las personas mayores de 65 años tienen "Riesgo de Diógenes", la "prevalencia probable" es del 0.5%, y la "incidencia anual" podría estimarse en unos 3.200 casos nuevos.

Complicaciones

La principal complicación es la muerte en soledad en sus domicilios. Por otra parte, más del 40 % de los Síndromes de Diógenes sufren patología somática severa, y mueren a pesar de ser ingresados en hospitales.

Todos presentan grave abandono higiénico y estados carenciales, que implican la presencia de malnutrición, anemia, etc.

Epidemiología

Podemos aceptar cinco criterios o rasgos de conducta característicos, que permiten hacer el diagnóstico. La presencia de "1" ó "2" criterios sugiere la existencia de riesgo de Síndrome de Diógenes, mientras que una puntuación de "4" ó "5" la alcanzan los casos más graves, con elevado riesgo de enfermedad y muerte en soledad. Estos criterios son:

­ Aislamiento comunicacional y relacional, con rechazo de las posibilidades de comunicación.

­ Reclusión domiciliaria voluntaria, con oposición a ser sacados de sus domicilios.

­ Negligencia de cuidados sanitarios y de la higiene propia y del hogar (silogomanía: acumulación de basura).

­ Conducta de "pobreza imaginaria": acumulación de dinero en casa o bancos, en cantidades elevadas, asociado a creencia de pobreza extrema, a veces delirante, y no utilización para las necesidades básicas.

­ Rechazo de las ayudas familiares o sociales, e intento de regresar a su estilo de vida, cuando son dados de alta, o se descuida su cuidado.

Tratamiento

El tratamiento debe empezar por la detección de los casos de riesgo, el ingreso en un Hospital General o Unidad de Geriatría, y abordaje de los trastornos médicos.

Se deben adoptar las medidas de protección social pertinentes, evitando el regreso del enfermo a sus condiciones previas de vida. En algunos casos es preciso tratar la patología psiquiátrica asociada (depresión, delirios crónicos). Si no es posible asegurar la convivencia o ubicar al paciente en una institución social, es preciso hacer un seguimiento crónico, visitas domiciliarias, y trabajo coordinado de los servicios sanitarios (médico, enfermera) y sociales (trabajador social).

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda