Publicidad
Publicidad - Servicio de Farmacias de Guardia en España

El Farmaceútico - Ven a la farmacia, seguimos a tu lado
  1. AL SERVICIO DE LA SOCIEDAD. El farmacéutico está al servicio de la sociedad, cercano siempre a los ciudadanos y ofrece, con una formación universitaria y técnica, un servicio sanitario de asesoramiento y dispensación individualizada de medicamentos.

  2. EN DEFENSA DE LOS DERECHOS SANITARIOS. Alguien tiene que defender los derechos sanitarios de todos. El farmacéutico siempre lo ha hecho y contribuye con su trabajo a que tengamos una idea clara y asequible de lo que importa para la salud.

  3. AL LADO SIEMPRE DEL ENFERMO.. El farmacéutico escucha y aconseja al enfermo sin discriminaciones por raza, sexo, religión o nivel adquisitivo. El sistema sanitario exige profesionalidad, investigación y conocimientos científicos, pero también atención y humanidad.

  4. ACONSEJA COMO PROFESIONAL DEL MEDICAMENTO. El farmacéutico aconseja sobre los tratamientos médicos a fin de evitar su interrupción inadecuada o el exceso de la automedicación. El farmacéutico, sin listas de espera, tiene tiempo para aconsejarle sobre un uso racional del medicamento, sobre nutrición, sobre medio ambiente, sobre efectos secundarios..........

  5. UN SEGURO PARA SU SALUD. La farmacia representa un seguro para su salud, por que permite tener a tiempo el medicamento preciso, por complejo y novedoso que sea, esté usted donde esté y durante las 24 horas de todos los días y noches del año, sin recargo alguno.

  6. UN SERVICIO DE CALIDAD. La farmacia ofrece un servicio de calidad, propio de un país occidental, sin colas ni listas de espera. En la farmacia usted cuenta con el conocimiento y la experiencia del farmacéutico. Sin los problemas del sector público y con las ventajas que ofrece la libertad.

  7. SERVICIO PROFESIONAL, CERCANO Y EFICAZ. Los farmacéuticos están cerca de todos y a todas horas en las 18.429 farmacias que hay en el país, para ofrecer un servicio altamente profesional y eficaz que ha funcionado siempre bien y que no debe ser alterado.

  8. RELACION DE CONFIANZA CON EL CIUDADANO. Los farmacéuticos crean constantemente una relación de confianza con el ciudadano. Le reciben con agrado, le escuchan, le conocen (en muchos casos saben hasta su historial de salud y familiar) y le asesoran y ayudan. Son auténticos asesores sanitarios de cabecera.

  9. ATENCION A SU ALCANCE. El modelo de atención que se presta en las farmacias es realmente insustituible por cualquier otro sistema que se pueda idear o que ya haya estado en práctica. Pero además es económicamente asequible y nunca ha resultado un problema para las posibilidades de nuestro país.

  10. SE ENCUENTRA EL MEDICAMENTO QUE SE BUSCA. Nuestro sistema farmacéutico además de irreemplazable y asequible, ofrece -en todo caso- lo principal. Es decir, disponer del medicamento que se precisa ante cualquier eventualidad. Algo fácil, pero muy difícil de hacer sin el farmacéutico. Algo que constituye un derecho que no puede ser limitado.

Esto que siempre a funcionado satisfactoriamente y que llamamos FARMACIA no debe ser destruido

Pensar que un límite a los derechos sanitarios de todos puede suponer un ahorro es, en realidad, un grave error. Resultará MUY CARO

Los farmacéuticos, son su profesionalidad, experiencia y relación directa con el ciudadano son el vehículo ideal para mantener y cuidar algo tan sagrado como la propia salud.


CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS OFICIALES DE FARMACÉUTICOS

CAMBIAR LO QUE SIEMPRE HA FUNCIONADO PUEDE COSTAR CARO

Última Actualización: 3 de Marzo de 2013